Usos del jengibre confitado
El jengibre es un rizoma que se caracteriza por su frescor y sabor intensos, su particular aroma y su toque picante. Siempre se ha utilizado en la cocina como aderezo y también como ingrediente para la preparación de todo tipo de platos, bebidas y postres.

Jengibre confitado en Horeca
Por su parte, el jengibre confitado se elabora hirviendo la raíz en azúcar hasta que se reblandece, después se trocea y conserva en almíbar y finalmente se añade azúcar granulado. Este tipo de jengibre aporta un sabor diferente e innovador y proporciona a los profesionales una herramienta única para elaborar creaciones sorprendentes.

Cómo utilizar el jengibre confitado

El jengibre confitado se utiliza sobre todo en Horeca, pastelerías, bombonerías y coctelerías. Como aderezo marida a la perfección con pastas, arroces, ensaladas o marisco y como ingrediente podemos encontrarlo en tartares, carnes, pescados o incluso en panes y aceites. En el caso de los postres se utiliza mucho en confituras, tartas, bizcochos y mermeladas y también podemos disfrutar de su inconfundible sabor en los bombones.

El jengibre confitado combina muy bien con el alcohol, por eso se utiliza en cócteles junto a frutas como la naranja o la granada. En vez de la clásica rodaja de naranja o limón, muchos cocteleros prefieren emplear una rodaja de jengibre confitado porque aporta al cóctel un toque de elegancia y una explosión de sabor en el paladar. En el caso de las bebidas no alcohólicas, el jengibre confitado marida muy bien con leche y cacao en polvo.

Muchos productos azucarados se elaboran con jengibre confitado, como caramelos y gominolas, pero además, postres como bizcochos, muffins, bollos, pasteles y galletas también emplean este ingrediente que suelen mezclar con otras frutas como la manzana, la fresa o la frambuesa.

Algunas ideas para emplear el jengibre de manera innovadora

Estas son algunas ideas para aprovechar al máximo el potencial del jengibre confitado y elaborar platos y postres únicos para que tus clientes “se chupen los dedos”:

Ideas para postres

Muffins de pera y jengibre

En este postre se puede utilizar jengibre confitado o fruta confitada, siempre en trocitos muy pequeños. Se añaden a la pera troceada en dados y se mezcla con la masa pastelera. Después se rellenan los moldes de muffin, se hornean unos 30 minutos y cuando estén dorados en la superficie ya están listos. Se pueden presentar en bandeja o en platos individuales con azúcar espolvoreado. Son deliciosos para el desayuno o la merienda.

Trufas de chocolate con jengibre confitado

El jengibre confitado se utiliza en pequeños dados para elaborar estas deliciosas trufas que se suelen presentar a modo de bombones. Resultan deliciosos para acompañar el café de la mañana o de la tarde y aportan un frescor y un toque picante en el paladar que no deja indiferente a nadie. Sin duda sorprenderá a los amantes del chocolate.

Rocas de chocolate con jengibre confitado y nueces

Esta especie de bombón artesano se elabora con chocolate fundido, frutas confitadas, frutos secos y jengibre confitado. Aunque lleva mantequilla es importante evitar que queden demasiado duros cuando el chocolate se enfríe. Son ideales para el café, en el desayuno o simplemente para picar.

Ideas para platos salados

Receta de Salmón con hinojo y queso quark

La cualidad de este plato es la mezcla de sabores, aromas y texturas, como por ejemplo, el sabor a anís fresco del hinojo, los tomates cherry y el queso quark junto al aderezo del jengibre confitado y el eneldo. Para elaborar la salsa del queso quark también se puede incluir aceite de jengibre que le aporta un sabor muy diferente al aceite de oliva.

Sushi temaki o Temakizushi

Los ingredientes base de este tipo de sushi que se enrolla en forma de cono incluyen arroz, vegetales, alga nori, pescado y marisco crudo. En este caso el jengibre confitado se suele utilizar como aderezo junto al wasabi, la soja o el vinagre de arroz. El chef puede elaborar diferentes rellenos para ampliar la variedad de registros de este manjar japonés.

Tacos de cogollos de lechuga con cerdo picante

Es parecido a las fajitas pero utilizando los cogollos para envolver el relleno. Se introduce la carne picada de cerdo en el cogollo y luego se añaden especias y aderezo al gusto como salsa de soja, cilantro, pasta de guindilla, salsa Worcestershire, limón y jengibre confitado. Se puede servir como entrante, aperitivo o como cena ligera junto a una ensalada, verduras, etc.

¿Por qué elegir el jengibre Lazaya?

Lazaya dispone de jengibre confitado de gran calidad con características que lo hacen único:

  • Sin conservantes.
  • Sin colorantes
  • Distintos calibres
  • Diferentes brix
  • Apto para alérgicos, diabéticos y celíacos

Además, se puede elegir entre las siguientes opciones de envasado:

  • Tarrina de plástico
  • Caja de cartón
  • Lata
  • Frasco de cristal

Es un producto que está disponible todo el año y se conserva entre 24 y 36 meses a temperatura ambiente. Sin duda es un ingrediente cada vez más demandado por los chefs y reposteros que quieren elaborar platos únicos en sus establecimientos. Contacta con nosotros y cuéntanos lo que necesitas.