Hasta llegar a la producción de fruta confitada que utilizas para tus productos de repostería, helados o confitería, la fruta ha pasado por diferentes fases que pretendemos explicarte en esta serie de posts. Ya contamos cómo se realiza la polinización natural con abejorros. Hoy vamos a desvelar cómo vivimos la cosecha como productores de fruta y fabricantes de fruta confitada que somos…

La producción de fruta confitada precisa de fruta poco madura para su procesado.

El calendario de la cosecha de fruta

La cosecha de la fruta que destinamos a la producción de fruta confitada de Lazaya abarca varios meses del año. La cosecha de la cereza tiene lugar durante el mes de junio, en agosto se recoge la pera y en septiembre la manzana y el melocotón, sin olvidarnos de la recolección de la naranja en diciembre. La mayoría de estas frutas las producimos nosotros mismos en nuestras plantaciones en Épila (Aragón) para cuidar con el máximo esmero todo el proceso de producción de la fruta confitada en todas sus etapas, incluida la agrícola, que nos da muchas satisfacciones.

La floración de la cereza, clave para la cosecha

Flores de los cerezos que surtirán la fábrica de fruta confitada y otras frutas en conserva de Lazaya.Una primavera cálida es fundamental para la cosecha de cereza. Si al terminar el invierno, los árboles disfrutan de días soleados y sin lluvias, se produce la polinización natural sin problema. Lo malo es cuando llueve y se frena este proceso… En el peor de los escenarios nos podemos encontrar con que caiga una o varias granizadas fuertes justo cuando los árboles están en flor. Por eso se puede decir que abril, el mes en que se produce la floración, es clave para la cosecha de cerezas y, por ende, para la producción de fruta confitda.

Algunos trabajos previos a la cosecha: esclarecido de melocotones

Existen algunos trabajos que se realizan justo antes de la cosecha, cuando los frutos empiezan a asomar en las ramas de los árboles frutales. Nos referimos, en concreto, a la tarea de esclarecer los melocotones, que supone arrancar los que están en el extremo de la rama para fortalecer los que están medio (a un palmo del final), que son de mayor calibre. De esa forma, se consigue que los ejemplares de melocotón destinados a nuestra producción de fruta confitada y frutas en conserva tengan una mejor calidad y tamaño.

Cómo se mide el grado de maduración

Producción de fruta confitada a partir de diferentes variedades de cerezas en Aragón.La fruta se recoge a mano en la mayoría de los casos, en el punto de maduración adecuado para confitar. Ese punto de maduración, que se mide sobre la fruta en el propio árbol, no es el mismo que el de la fruta fresca destinada al consumo de mesa. Nosotros recogemos la fruta aún dura, que es el estado en el que debe estar para confitar y que conserve características, como su forma, etc. Para determinar el punto óptimo de maduración de algunas frutas, como la manzana y la pera, usamos un “penetrómetro”, con el que se pincha la fruta para saber si ya está lista.

Cuánto dura la recolección de la fruta

Cerezas recogidas y almacenadas en palots, para seguir camino a la fábrica de frutas confitadas.La cereza se recoge en junio (a primeros), aunque en años más fríos puede llegar unas dos semanas más tarde (justo lo que ha ocurrido este año), y dura unas 3 o 4 semanas. Durante ese tiempo se contrata temporalmente a varias personas para la recogida de la fruta. La pera se recoge en dos semanas, mientra que para la cosecha de naranja se emplean dos meses.

El transporte a la fábrica y la puesta en conserva

Una vez recogida en palots de madera (cajones para fruta, que algunas veces son de plástico), se carga al camión, que en el mismo día la traslada desde las plantaciones de Épila a Calatayud, en un recorrido de no más de 50 km. Cuando llega a la fábrica y se descarga, ya están preparados los bidones y contenedores plásticos con el líquido de conserva preparados para recibir la fruta recién recogida. El corte de la fruta se realizará a posteriori, una vez confitada. Esa será la producción de fruta confitada que se pondrá a la venta al año siguiente.

La producción de fruta confitada, nuestra razón de ser

Manzanos en flor, cuya fruta se destinará a la producción de fruta confitada y otras frutas en conserva.La producción de fruta confitada y frutas en conserva es el negocio familiar que fundaron nuestros antepasados. Somos la tercera generación de la familia dedicada a esta labor, y nos sentimos unidos tanto a la fábrica como a la producción agrícola, con nuestras plantaciones de árboles frutales en la comarca de Calatayud, en Aragón. Por eso, podemos decir orgullosamente que lo sabemos todo de la producción de fruta confitada y otras frutas en conserva. Si necesitas hablar con expertos, te escuchamos. Y adaptamos nuestra producción a tus necesidades propias o las de tu sector. Contacta con Lazaya.